emprendimientoEtiqueta

Portada por Juan Esteban Uribe En América sucede algo paradójico: somos un continente de países donde abundan los hombres machistas y misóginos, que a la vez son los más románticos y caballerosos del mundo. ¿La razón? Es simple, y es la del viejo adagio: "porque te quiero, te aporrio" El amor a la mujer es sin duda, en la mayoría de los casos,

La primera vez que asistí al Taiquenaju fue en el año 2014, para esa primera versión el cartel dejó sorprendida a mucha gente con Superlitio y Telebit a la cabeza, el Taiquenaju llegó pisando fuerte. Dos años después volví al festival como tallerista, como medio y como asistente; enormemente sorprendida por conocer un poco más de cerca la entrega de

A Simón Carrillo le sobraban razones para irse. Cuando él y su familia vieron que la cosa no pintaba muy bonito en Cabudare (Venezuela), decidieron partir evitando morir a manos de algún malandro. A lo mejor se cansó de asistir a fiestas y reuniones donde solo escuchaba las voces de los que consideraba sobrevivientes de la cotidianidad, los sobrevivientes del hampa motorizada, los sobrevivientes del hampa a

Quienes hacemos parte de la Industria Creativa sabemos bien la importancia de implementar metodologías que nos ayuden a gestionar el Arte, el Diseño o la Cultura; no sólo gestión de recursos financieros, sino también de tiempo, de actividades, de cualidades humanas, etc. Sin embargo, esta conexión entre Sostenibilidad Económica y Gestión Cultural es apenas un campo en crecimiento y requiere de la construcción

Sólo pocas veces nos preguntamos sobre esa contradicción que representa la cotidianidad en sí misma, y es que resulta difícil diferenciar entre la concepción de lo cotidiano como eventualidad efímera, espontánea e inclusive de inmensa plenitud, frente a la incansable cotidianidad que nos sumerge en el tedio de la rutina, del tiempo limitado y de la consciencia de inferioridad. Precisamente no hay momento de

Durante una semana, 3 emprendedores visitaron 3 espacios culturales con la intención de conocer y reconocer los procesos de gestión cultural que suceden, la mayoría de veces, sin reconocimiento por el mismo sector; y no significa que exista la necesidad de que todo proceso de este tipo trascienda al "Top of Mind" (como lo llaman en el mundo de la publicidad) o