fbpx

cuentoEtiqueta

Era abril de 2015 y a nuestra Corporación llegó la segunda versión del Festival de Literatura de Pereira, que para esta ocasión quería ofrecer un Festival que no fuera muy acartonado, sin perder la exigencia y seriedad que la literatura merece.El Festival de Literatura de Pereira es un proyecto dirigido, producido y ejecutado por la Corporación Casa Creativa, quienes han

Un apabullante hormigueo en las terminaciones nerviosas de mis falanges, advierten del agotamiento y sumado a la pesadez de los parpados por la incandescente luminosidad de la computadora. Cavilo infructuosamente para escribir una reseña sobre un vacuo producto cinematográfico que mire ese día, sin embargo ronda por mi psique la necesidad de remembrar con cierto vaivén en mi proceder vital,

Con el apoyo del Ministerio de Cultura y del Instituto Caro y Cuervo, llega a su segunda versión el Concurso de Cuento Caro y Cuervo, organizado por la Asociación de Amigos del Instituto Caro y Cuervo (AAICC).Entre el 15 de febrero de 2016 y el 13 de mayo del mismo año, la AAICC espera recibir cuentos participantes, desde todos los

Imagen de portada: Obra perteneciente a Jeroen Buitenman Escrito por: Andrés Galeano Los hechos sucedieron de la siguiente manera: él estaba solo. Ella estaba sola. Él estaba cansado de que otras chicas le rompieran el corazón, ella estaba cansada de romperlos. Cierto día él y ella se conocieron, y enseguida, convirtieron las camas, ajenas y propias, en pretextos para volar. Por un

Mariela tiene tantos años que ya ni recuerda si nació o se la inventaron; cuando las calles no se llamaban de esa manera, cuando esta ciudad apenas se formaba como un caserío con ganas de ser grande. En su rostro, en su cuerpo, Mariela ha visto cómo las arrugas se cortan una sobre otra y en todos sus años nunca pensó que

Terminar no es siempre terminar, de hecho suele confundirse con empezar, así tampoco siempre lo sea. Cuenta el libro de María que en la página 243 las letras terminan tres renglones después de haber iniciado esa triste hoja. María lloró y lloró, no por terminar el libro, sino por pensar en Luis: peculiar hombre, de dientes  grandes y amarillentos que con su aliento

Ladran en un callejón de esos que no se ven por acá, un perro de esos que no miramos con facilidad: negro, viejo, grande, chandoso y con chanda. Ladra con agonía, propia de las frustraciones que dan un apartamento de soltero, una vida de soltero; la importancia de vivir lo que se ha vivido siendo soltero sin querer serlo. Los colores no son colores, son