Agosto 2017

En la cartelera reciente tengo dos importantes recomendaciones, y cada una funciona en sus propios términos. La primera es la culminación de todas las inquietudes, constantes y gustos de Jim Jarmusch en la maravillosa y fascinante Paterson; luego viene una obra de entretenimiento directo, de un género tan reiterativo como la acción, siempre propenso al estancamiento; sin embargo el caso

Medellín nos recibió con la mejor fiesta de verano del Valle de Aburrá, cuyo escenario fue el Aeroparque Juan Pablo II. Un festival acertado que nace del sol como estrategia para mantenerse vivo, dio paso al resurgimiento del ritmo en los cuerpos de los asistentes, y además, en la memoria de quienes lo vivieron. LA SOLAR es un festival que cambió la configuración