Mulata

 

//

Como un árbol que se cae
has creado un puente entre tú
y la remembranza
de aquellos momentos.


Así es:
he creado un breve recuerdo de ti,
me has obligado a componerte
a base de palabras y sabores,
pues tu imagen sólo me ha distraído
en dos diáfanos sepelios.


Mujer de madera,
tú andas con una navaja por lengua
esperando la vida,
pero no entiendes que puedes herir
a cualquier criatura,
a cualquier cuervo azulado
que haga temblar tu cordura,
suelta aquel temor,
te urge la palabra “nosotros”;
suéltate, camina sin calzas,
en la vida inestable
de este ser que te escribe
manifestándose en la soledad de tu condena.

Publicar un comentario