Looking. Una historia que va más allá de la ficción

Looking, una serie que no quería ver porque temía ver una producción cuya historia contara la vida de un grupo de amigos gay, desde la perspectiva de rótulos que ha entregado la sociedad a la comunidad LGBTI, donde todo gira al rededor del sexo, drogas y fiestas; para ser sinceros son temas relacionados a todas las personas pero que juzgan fácilmente más a unos que a otros. Finalmente tomé la decisión y me encontré con una serie que dejaba ver el reflejo de personas reales, de casos cercanos y hasta propios que veía allí representados al rededor de los personajes y las situaciones que se presentaban capítulo tras capítulo. Una vida real.

Looking_PeliculaHBOGO

Después de la segunda temporada el año pasado, HBO decide cancelar la serie, me sentí decepcionado. Es verdad, la producción fue algo criticada porque se presentaba desde una perspectiva algo aburguesada y muy contemporánea de un grupo Gay en la ciudad de San Francisco, que se aleja de los típicos clichés que casi siempre han venido orbitando en televisión para representar a la comunidad gay, era una verdadera historia que permitía diferentes visiones de la vida de una persona homosexual y como toma diferentes roles dentro de la sociedad para ser parte de esta.

LookingS2_posterUna historia que quedó inconclusa y que realmente ya venía tejiendo posibilidades de lo que sucedería en la historia, me esperaba un Patrick reflexivo que entendía lo mucho que había encubierto su vida, ocultando sus impulsos naturales, con el fin de que sus actos se respaldaran de una manera más moral y socialmente aceptable, o al menos que no fuese desacorde a lo que debería ser su vida ideal (en especial por su posición social y económica) y así conseguir lo que él quería; pero encontrando que finalmente se engañaba por intentar tener todo bien, por querer reflejar una vida gay ejemplar, donde tenía el mejor desarrollo personal, la “pareja perfecta” para presentar en sociedad, pero enterándose que se había llenado de odio a si mismo por inseguro y cobarde, por decidir de manera ligera lo que creía conveniente, sin pensar en las posibilidades de un verdadero bienestar; creo que a muchos nos ha pasado por los afanes de la vida, por la comodidad y el miedo a tal vez perder una oportunidad (sin saber cuantas más se están dejando de lado).

Patrick and Keving talking Looking HBO Movie

Patrick and Keving talking Looking HBO Movie

Realmente yo estaba algo equivocado en medio de mi frustración y posibles escenarios de la vida de uno de los protagonistas (con quién me he sentido más identificado en muchos aspectos), y es allí donde nos sorprende HBO en el estreno de la película Looking para generar el cierre de la historia, para que los seguidores no quedáramos con el sin sabor de que nos habían quedado debiendo el desenlace de la historia. Un film de 124 minutos que tiene como eje de la narrativa la boda de Agustín Y Eddie, vemos un Patrick cambiado, un poco más fresco que regresa a San Francisco a la boda de su amigo y un poco más tranquilo de lo que lo vimos en la segunda temporada, es allí donde empezamos a entender que  dejar de lado algunas relaciones o líos amorosos sirven para tranquilizar el ser y encontrarse con uno mismo; pero aunque vemos aun Patrick más libre y menos tímido frente a su homosexualidad, un gran reflejo de esto es un coqueto ligero con su amigo Dom con el que dejan claro que realmente son amigos y no hay espacio para enredos sexuales. Pero además, seguimos viendo que hay un Patrick que se enfrenta a un ciclo de su vida que quiso dejar de su lado, de nuevo están allí Kevin y Richie, el panorama como él mismo lo dice no ha cambiado pero ahora lo ve más claro y decide enfrentar la situación, al menos con Kevin, en una discusión que deja ver la frustración de Kevin frente a la relación que tuvo con Patrick y como el amor por alguien puede que se quede aún cuando no hay posibilidades de ser pareja, aún cuando han decidido compartir su vida con alguien más, vemos una escena que termina con un beso real y una mirada melancólica que deja ver que aunque Kevin hubiese un posible novio problemático (quien reclama que no se le dio la oportunidad de demostrar que si quería cambiar).

looking-the-movie-image-1

Luego nos encontramos de nuevo con un Patrick que se acepta a si mismo en la boda de su amigo, cuando al discutir con la pareja (Brady) de su exnovio (Richie) acepta su homosexualidad en medio de un ataque ofensivo entre ambos que lucha por demostrar, entre tragos en un club nocturno, quién es el mejor gay; pero que finalmente dejan ver un Patrick sobre exaltado que reconoce que no podrá ser como muchos que aceptan libremente todo y que refleja la pluralidad que debe existir en el ser gay, porque cada persona define su personalidad, es un momento que permite pensar que realmente no todos se deben comportar igual o seguir ciertos patrones porque antes que una orientación sexual cada quién es una persona.

Finalmente, de nuevo Patrick se confronta con uno de sus exnovios (Richie) en algo pendiente por solucionar, una conversación donde afloran los miedos de Richie al conocer la posibilidad de que Patrick regrese a San Francisco, miradas de complicidad, algo de confusión y realmente querer que cada uno pueda cumplir sus sueños, pero sin que huyan de sus miedos, de enfrentarlos juntos, de crecer, de amar de forma real. No es que haya sido un final que esperaba, pero es un final que permite ver lo necesario que es hablar a tiempo, que es decidir y poder hacer parte del otro, pero para ello se aprende que primero se aprender a estar con uno mismo, aceptarse y luego poder estar abierto a aportar a que el otro crezca.

lookingmovie

¿Qué esperábamos? A lo mejor mayor drama, una película más cruda y triste, pero creo que HBO sabía que ya era suficiente con la mala sensación de la audiencia al saber que no había más Looking, era mejor darle un final algo esperado (en especial por la audiencia americana), un final más tranquilo para un personaje que tuvo mucha presión interna y externa por intentar adaptarse en un grupo de amigos gay, aún cuando los otros ya lo habían aceptado.

Looking en su esplendor es un reflejo del estilo de vida gay contemporáneo que ha querido alejarse de ciertos clichés, hasta en su banda sonora se refleja, aún cuando se menciona a Britney como icono femenino que influencia a los personajes desde lo musical, vemos que el soundtrack es actual, moderno, fresco y escuchado por cualquier persona sin importar su condición. Looking es un grito y un llamado a que la inclusión social es aceptar la vida de cada uno, aunque repita, no vivir de modelos establecidos para ser parte de la comunidad gay, sino ser parte de una comunidad más global, ser parte de una sociedad.

Trailer

________________________________________________________________________________________
El contenido de los textos aquí publicados es de exclusiva responsabilidad de los autores y no compromete a la Corporación La Astilla en el Ojo.

Describirse nunca es fácil, pero miremos como nos va. Publicista pero él no se quiere quedar bajo ese rótulo, él sabe que es una persona con facilidad de percepción e intuición de lo que sucede en la sociedad, aprendiz diario de la vida y la cultura.

[email protected]

Publicar un comentario