Instrucciones para hacer un poema // Cueva de Transgresores

Por: Juan Rodríguez

Para hacer un poema, no se necesita mucho, primordial se necesitan varias hojas de papel, un lápiz o lapicero, no olvidar una hermosa musa y como no… las ganas de frustrarte cuando no salga nada.

El lugar no importa mucho, así que solo diré, donde mejor te inspires, ya sea en la calle, en un bus, tu escuela o universidad o en los tiempos libres del trabajo.

Si tienes problemas para inspirarte… ¡recurre a tu musa!… ya sea de carne y hueso, metal y ruedas o simplemente una idea libertaria, piensa en sus curvas y sus brillos, piensa en que cuando la veas o la pienses, tu boca se reseca y quedas sin habla.

Piensa que entre más cerca la tengas, tu piel se eriza y la sangre baja, solo piensa que cuando la toques tu alma grita y tus sentimientos… aguardan, en fin solo piensa en tu musa. 

Después de verte sumergido en tu mundo de fantasías, del color que más te plazca, puedes empezar a escribir.

Escribe que la amas y que la odias, que la amas mientras la odias; describe su ser, su alma, mientras desnudas la tuya y la haces migajas, para luego armarla en un desorden ordenado y la vuelvas una rayuela como elogiando a Cortázar.

Dale vida en tu cabeza, haz que rime, que cante y llore, haz que cuando la leas una risa desboque tu rostro por que la describes a ella, porque te describes a ti.

Y así cuando te vean digan que eres un loco enamorado, que sonríe cuando mira el cielo y cree que la tiene a su lado y en menos de lo que piensas… habrás acabado… pero no te preocupes la poesía de tu vida apenas está comenzando.

Ecosistema de Creación Latinoamericano - Somos un puente entre creadores y marcas que quieren innovar

[email protected]

Publicar un comentario