fbpx
Lunes – Viernes: 09:00 am – 05:00 pm

Encuentro 2 // Grindr

DIARIO DE UN ANDRÓGINO

 

Lugar: Grindr
Costo: Plan de datos
Modus operandi:

Mi cama se niega a ser fiel,
nuestra relación necesita de un tercero,
un cuerpo nuevo y desnudo sobre sus sábanas,
mis genitales necesitan ser besados y las tablas tener un poco de movimiento,
mis músculos deben relajarse,
y mi espalda urge de unas gotas de semen sobre ella.

Pongo mis pensamientos en blanco…
comienza una búsqueda implacable de soluciones,
mis niveles de serotonina se disparan,
y salgo en busca de satisfacción.

Vecino, ex-novio, primo, gato…Tan sólo algunas opciones,
pero ojo, es mejor falo desconocido que semen del conocido.
Así que es momento de dilatar con lo nuevo,
abrir la mente y quizás las piernas,
las señales son claras; Casa sola, hormonas acaloradas… sexo fijo.

La ruleta gira entre manhunt, grindr, guy space,
sin embargo, dejaré que mi suerte con grindr se encargue de la noche.

Un gran menú a la carta se despliega,
ejecutivo, gourmet, corrientazo… ¿Qué estoy dispuesto a comer hoy?
me emociona cada una de las fotografías,
pechos, penes, bocas, ropa interior, sexo explícito…
Toda imagen es un conjunto de posibilidades,
posibilidades que ponen en bandeja de plata mis nalgas a la exploración.

Tal Dora la exploradora, ya poseo un mapa de penes a mi redonda,
grandes penes ordenados por metros de proximidad,
y no sabía de su existencia, ¡El acabose!.

792 mts. es la conexión más cercana y por tanto mi próxima víctima…

El celular vibra avisando nuevo mensaje
y hasta él mismo sabe lo que se me viene entrepierna adentro,
esa sensación de estar en 4,
imaginándome el entrar por donde se debe salir,
algo impropio de mi cuerpo pero que no me molesta que se quede allí,
un 69 que ronda mi cabeza y un pollo asado que desea tener alas.

Lo mejor de este encuentro es el ahorrarme palabras, tiempo y dinero,
todo gira alrededor de un simple:

¿Qué buscas?
¿Dónde estás?
¿Qué rol sos?
¿Cuánto mide tu verga?
¿Mandas foto?

Así que después de intercambiar un par de imágenes,
de mojar un poco mis bóxer
y de imaginar cuanta pose sea posible,
todo está listo para mi próximo encuentro.

Publicar un comentario