close
Geometría de tu cuerpo
noviembre 28, 2016

Geometría de tu cuerpo

Una línea se advierte entre tus labios,
un círculo envuelve tu rostro pálido,
una uve negra tizna tus párpados
que cubren ese par de esferas, secas a causa del invierno,
un rombo reposa entre tu frente y se extiende hacia tu boca,
esa que a muchos ha besado y a otros ha llevado a la tumba.

Infinitas líneas de cabello, electrizadas todas,
cubren ese rostro modiglianesco.

ese aspecto innoble que presumes, esas cicatrices aún frescas
que te recuerdan a cada instante lo vieja que te haces.

Dos cilindros cortados a la mitad se posan sobre tu pecho,
dos minirectángulos brotan de sus puntas,
como si de una erupción se tratara,
los pequeños puntos rosados vacilan hacia al frente,
intentando un futuro.

En tu piel se graba una película
de la que tu ombligo es protagonista,
solo él separa esa montaña cilíndrica
de tu sonrisa vertical donde mi falo agoniza,
ese triángulo, volcán de nuestros deseos;
magma de orgasmos descomunales.

Giras y el universo de mis ojos se concentra todo
en tus curvas perfectas, en esos muslos surreales
que me acechan cada vez que los aprisiono con la mirada.

Tu cuerpo, esa canción que no se ha escrito aún,
ese poema sin metáforas, inexistente.
Tu cuerpo, ese no-lugar donde puedo embriagarme
sin temor a que me arresten mientras grito de deseo.

Tu cuerpo, ese gemido matutino,
ese grito inacabado de procesiones fálicas.
Tu cuerpo, esa figura geométrica,
ese jueves en la tarde o ese sábado a la madrugada.

Tu cuerpo, esa obra que no firmaría ningún artista
ni compraría cualquier excéntrico.
Tu cuerpo, esa ficción, ese crujir de piel
que me estremece, me roba el aliento.

Tu cuero, ese montón de células y carne
que esconde tu esquelética figura, tu cosmos óseo.
Tú, ese pronombre que me da el derecho a soñar
y a correrme mientras escribo esto.

Eros

Eros

Magíster en Literatura “¡Sépanlo todos! Cada hombre mata lo que ama: unos, con mirada cruel; otros, con palabras amorosas; el cobarde, con un beso, y el valiente, con la espada”. O. Wilde

Leave a Response