Lunes – Viernes: 09:00 am – 05:00 pm
Contacto 3116071705 / 3194398806

La Astilla en el Ojo

¡Es lo que hay! Acostúmbrate

Todo ritual, por maravilloso, emocionante y glamuroso que pueda parecer al principio, viene con su marrón particular y sus inesperados efectos secundarios; pregúntate ¿Qué es lo que te apasiona verdaderamente para decidir soportar los aspectos incómodos que puede acarrear nuestro andar en la vida?

Tener un mejor ser, implica aceptar que el proceso individual de perfeccionamiento sea rechazado cientos de veces, pero el arte está en encontrar conocimiento en cada una de esas críticas, adoptarlas como propias y convertirlas en una herramienta más de trabajo, porque si de verdad amas estar en el templo que llamamos mundo, aceptarás las incomodidades de vivir entre sus acompañantes.

Vuelvo a escribir, después de años de autobloqueo para intentar generar un proceso reflexivo a través de distintos cuestionamientos que al finalizar puedan generar una introspección o porque no, una discusión constructiva y colectiva.

Recibir un cartón que acredita estar capacitado para algo, nos hace preguntarnos ¿Será que lo que está plasmado en ese documento es proporcional a lo que le aporto a la humanidad? Siendo posible cuestionarnos si somos fielmente responsables a lo que un título de tal envergadura ocupa. Quien ha aprendido del silencio, puede controlarse en situaciones donde normalmente habría reaccionado de otra forma, tener paciencia, respirar y pensar antes de hablar, podrá razonar que nada está en el mundo sin un propósito y que no hay nada más triste que existir sin tener símbolo o importancia alguna para el universo. El que gana el derecho a hablar, materializa sus ideas por el solo hecho de expresarlas, pero impotencia sentirá si solo puede hablar, pero no puede levantar su mano y ser partícipe de una decisión importante para el mundo en que habita, sentirá la impotencia de poder pensar, hablar, pero no poder decidir.

Cuenta la historia de Salomón y Hiram, que se quería encontrar al responsable de la muerte de una persona muy significativa para el sostenimiento del mundo, en dicho relato se puede oler tristeza, sed de venganza, desata fuertes sentimientos al generar cuestionamientos, que desde mi punto de vista se deberían tener resueltos si tuviéramos la facultad de saber qué día y a qué hora moriríamos

 


¿Has reflexionado lo suficiente sobre tu paso por el mundo? ¿Has cumplido tus deberes de ciudadano? ¿Está tranquila tu conciencia?


 

La historia mencionada nos hace imaginar un cadáver, su significado: la muerte; ese estado después de la vida que la religión ha querido exponernos como un lugar donde descansará nuestra alma si vivimos en el mundo terrenal de acuerdo a unos principios religiosos y morales adecuados a la palabra de Dios, pero explicada por otros a través de una búsqueda constante de metáforas, ritos y maestros que nos acercan cada vez a la divinidad, entendida como el momento en el cual el ser humano puede predicarse perfecto, sin embargo, nada, ni nadie podrá explicarnos que hay después de, siendo esta una circunstancia o estado que no debería preocuparnos, porque como dice un clásico axioma Budista “El mundo está lleno de muerte y podredumbre, pero los sabios no sufren, porque conocen las urdimbres del mundo” en castizas palabras –ESO ES LO QUE HAY. ACOSTÚMBRATE-.

Aquella historia, relata la forma en que perece el hombre justo, fiel a su deber hasta el sacrificio de su vida, quien de manera libre y voluntaria quiso poner sus conocimientos en arquitectura y trabajo con metales para dirigir los obreros y erigir el templo que quería Salomón. Hiram, muere en manos de algunos compañeros que no estaban en posesión de los secretos de sus superiores y resuelven tener protagonismos sin mérito, atendiendo a su propia voluntad y a la fuerza.

Ser Ciudadano del Mundo, implica tener conocimientos específicos sobre los intereses propios para defenderlos ante los incrédulos que juzgan, implica saber enseñar a quien quiere aprender, significa poder mantener la chispa de curiosidad del otro y poder moldear opiniones. Significa poder utilizar las herramientas que pone la vida para poder actuar diferente a alguien que no ha buscado ser diferente, y estar en capacidad de buscar un ritual para alojar adecuadamente nuestros más profundos sentimientos de alegría o dolor, de modo que no tengamos que cargar siempre con ellos, sino que podamos compartirlos con el otro.

Los restos de Hiram, fueron encontrados debajo de una Acacia, y su cuerpo se intenta levantar con un toque mágico, posteriormente con toque aún más místico, y como resultado de la unión de los hombres y las mujeres un Maestro se inclina sobre el Compañero, le toma la mano derecha con una señal de garra y le da en voz baja, en ambos oídos las sílabas de una palabra sagrada.

Es así, como el Maestro Hiram regresa más resplandeciente que nunca, renacido en la persona de ese ciudadano del mundo.

 

_______________________________________________________________________________________________________________
El contenido de los textos aquí publicados es de exclusiva responsabilidad de los autores, representa su opinión y no compromete a la Corporación La Astilla en el Ojo.

Fastidiosamente sincero y el enrojecimiento de mi cara lo revela. A primera vista imposible de tratar, pero cuando se rompe el hielo el mas conversador de todos. Directo al grano, sin tapujos.... Responsable con el mundo, prefiero pensar que no se nada y que nunca estoy preparado..... para siempre querer saber y mas y estar mas preparado. Deportista de domingos y me engorda solo la barriga. Pirata musical (no viviría sin música).... Tuve afiche de Britney Spears en mi habitación.... y uno Pikachú, fue inevitable no ver Ranma 1/2 y disfruté con Óliver Atom. Si no me gusta, no me gusta. Si es blanco quiero saber por qué, sino defenderé que sea negro. Me quedo con lo bueno, y olvido lo malo. Excelente para guardar secretos, al otro día los olvido. Perfil "Always Under Construction"

juandavid20@gmail.com

Publicar un comentario