close
Debe ser divertido ser tú
Octubre 30, 2016absurdoposmoderno238Views

Debe ser divertido ser tú

Si en la nada estaba yo /¿Por qué salí de la nada? / A execrar la hora menguada / En que mi vida empezó // Pombo

1 er Acto

 

Obra sin diálogos

……………………

Escena única y final

(Un alma y un espectro en un local de Pereira. Una mesa, dos sillas. Agoniza octubre. Sudor, mucho sudor).

Si algo me enerva es que el tiempo se consuma descaradamente mientras hablo contigo. Angustia metafísica, náuseas, tedio es lo que siento. Vacío, vacío, hielo.

Te sientas a mi lado con arrestos de cinismo. -Dos vasos con agua- No sabes aún, que solo para verte, he considerado beber antes un litro de arsénico; me he despojado de mi yo intelectual, me he descreído del conocimiento. He debido abandonar mi apolíneo discurso solo para concentrarme en tu falocéntrica nariz, tu mentón, tu cabello, tus ojos semiabiertos que son mi utopía y la orilla en que me ahogo.

Un silencio de muerte inunda el lugar; un aroma a hombre llega hasta mis ganglios pulmonares, atraviesa mi diafragma en un zigzag violento, me cercena el hígado, me irrita el pecho, finalmente se concentra en mis regiones menos trasparentes y pasa a formar parte de mis células, mi sangre, mi cuerpo.

-Pasta al forno, signora-  Te precipitas a decirlo, de seguro sabes quién tiene más presencia en la mesa, por eso no balbuceas al realizar tu orden.  Tosco, agresivo, desnudas un pitillo, lo clavas con prisa, lo haces besar con el líquido que saciará tu sed, mientras la mía aumenta al verte intranquilo.

-Yo comeré Calzone classico, señorita-

Han pasado meses. No hay mucho que hablar. Absurdo sería indagar al otro por lo que ya se conoce: su éxito profesional y sus triviales problemas. Tal vez las mismas preguntas de siempre: tu vida, tu trabajo, tu pasión rebosante por el baile, bla, blue, b.

Tú hablas a la vez que yo me trago todo aquello que dices. Me obligo a comer para disimular que tiemblo. Con un cubierto agarro la pasta, le doy vueltas, la baño en queso, la sumerjo en mi boca al tiempo que veo cómo la tuya recibe la carne, la humedece, la tritura y la manda a otro mundo.

Los transeúntes asisten a la disolución de mi ser, son testigos de mi desgracia, mi impotencia. -cuánto anhelaría en la mesa otros tres vasos de agua- Papilas gustativas secas, Caronte en su balsa descendiendo por mi lengua, haciendo paradas en mis cavidades, enterrando su remo en mi garganta, riéndose con estrépito mientras se campanea sobre mi úvula.

Afuera se oye la ciudad, los desastres de la industria. Una niña asesina su piano. Un anciano lee las aventuras de Nacho Vidal al tiempo que vela su parqueadero. Un hombre con tatuajes se lanza a vernos mientras se pasea con su novia y su bebé. A lo lejos, alguien lanza un grito, hay caos. Tú no ves nada, estás de espalda al viento.

Mientras tú sigues apalabrando y comiendo, me escapo de ahí para recordar a Borges, ya decía el mitómano viejo: “pienso en las cosas que pudieron ser y no fueron“. Vuelvo a nuestro encuentro y continúo advirtiendo cada gesto tuyo, radiante expresión singular de un hombre.

Me repito hacia dentro mientras sonríes -¿puede existir tanta masculinidad en un mismo cuerpo?- He trabajado mucho por hacer que pierdas tu realidad. Fracaso completo. Negra bilis imanta de mi cuerpo, calcinado por la pasta recién digerida, debe ser solo eso.

Sales, me abrazas y a menos de cien metros, giro y veo cómo se confunde tu sombra con el tráfico, el smog y los perros; de golpe, a mi mente la estropea el mismo pensamiento… ¿Cuándo cumplirá años de nuevo?

Debe ser divertido ser tú.

Silencio. El telón cae.

________________________________________________________________________________________
El contenido de los textos aquí publicados es de exclusiva responsabilidad de los autores y no compromete a la Corporación La Astilla en el Ojo.

5.00 avg. rating (98% score) - 3 votes
Eros

Eros

Magíster en Literatura “¡Sépanlo todos! Cada hombre mata lo que ama: unos, con mirada cruel; otros, con palabras amorosas; el cobarde, con un beso, y el valiente, con la espada”. O. Wilde

El Banquete II

1ªBIENAL de arte contemporáneo de Armenia Quindío 2016

Deja una respuesta